El arte, activo refugio para el lavado de dinero

Los mercados financieros buscan opciones de inversión lejos de una regulación severa desde que se desató la crisis económica en 2008.

Por eso, últimamente el arte se ha convertido en un activo refugio ya que suele estar fuera de los controles rigurosos, permitiendo pagos en efectivo, falta de transparencia en los precios e, incluso en muchas ocasiones, se desconoce la identidad de comprador o vendedor.

Así lo recoge Monika Roth en su libro Entramos en el mercado del arte, abogada y profesora en el Instituto de Servicios Financieros de la ciudad suiza de Zug. Ella y otros expertos advierten que el comercio del arte no está obligado a respetar las leyes contra el lavado de dinero y que existe una verdadera falta de control para proteger a los profesionales honestos del sector.

Fuente