Claves para rentabilizar la inversión en arte

A pesar de los tiempos de crisis económica mundial el mercado del arte ha recuperado los precios en sólo 18 meses frente al anterior golpe del 1991. Y es que según explica el coleccionista Marcos Martín Blanco, es ahora cuando muchos inversores equiparan el funcionamiento y rentabilidad de un cuadro con cualquier otro activo financiero. Otro coleccionista mallorquín, Juan Bonet, apuesta por la pintura si sólo se hace una aproximación al activo artístico a modo de inversión. “Los demás soportes -fotografía, video, instalaciones- no se encuentran tan aceptados y la evolución resulta más lenta”. Además, resalta la conveniencia de que el artista sea reconocido a nivel internacional, esté presente en colecciones prestigiosas y que la obra elegida tenga relevancia dentro de su producción. Aunque todos los expertos coinciden en que mezclar dinero y arte es un tanto paradójico y que intentar comprar arte únicamente como inversión no es una buena idea, el también coleccionista Paco Cantos revela que la revalorización de su colección compuesta por obras de Palazuelo, Tàpies o Gordillo es una satisfacción. “Resulta interesante que tu mirada tenga un refrendo en el mercado al igual que en las instituciones. A fin de cuentas, todos los coleccionistas manejamos un presupuesto finito y nos gusta dirigir bien nuestros recursos”, afirma.

Fuente