La crisis estimula el negocio de los montepíos

La incertidumbre económica ha generado un fuerte repunte del volumen de préstamos concedidos por los montes de piedad, que ha crecido un 10% en el primer trimestre del año. Las épocas de crisis suelen ser un buen caldo de cultivo para los montepíos, cuyo principal negocio se basa en la concesión de préstamos prendarios. Tres han sido las circunstancias que han explicado este repunte. Por un lado, la subida del precio del oro, que ha incrementado los importes otorgados; por otro, el aumento de personas que ante las circunstancias adversas han decidido dejar en prenda sus artículos de valor para obtener liquidez. Y finalmente, la subida del coste de la financiación dada la escalada del euríbor, que no ha parado de aumentar hasta el 5,4% del pasado viernes. Ante la posibilidad de que el precio del dinero siga subiendo, los montepíos podrían generar una mayor actividad. A los montes de piedad también acuden personas o inversores con obras de arte y otros objetos valiosos, pero la mayoría los recuperan a lo largo de la vida del préstamo. Las entidades suelen otorgar el 70% del valor de la pieza.

Fuente