Koons desbanca a Hirst

La obra más cara de un artista vivo en subasta era hasta el miércoles una vitrina de acero inoxidable y cristal con 6.136 píldoras de colores creada por el británico Damien Hirst. "Lullaby Spring" se vendió el pasado mes de junio en la sala Sotheby´s de Londres por 19,5 millones de dólares. La vitrina con píldoras del "enfant terrible" del arte británico ha sido desbancada por un corazón gigante de metal rojo y 1.560 kilos de peso, colgado del techo por una cinta dorada, obra de otro "enfant terrible" -en este caso norteamericano-, Jeff Koons. Por tan kitsch "Corazón colgante" del ex de Cicciolina se pagó el miércoles en Sotheby´s-Nueva York la nada despreciable cifra de 23,6 millones de dólares, nuevo récord para un artista vivo.

Fuente