Ocho consejos para descubrir el fraude

Utilizando como fuente el artículo anterior, que contenía recomendaciones a modo de mandamientos, los recopilo a continuación para tenerlos presentes en cualquier transacción que hagamos por internet. 1 - Si encuentra un chollo, salga corriendo. El mercado de arte en la Red, por regla general, no es más barato que en la calle. 2 - Más importante que lo que se describe es lo que se calla. Si ofrecen una litografía, busque su numeración. Si describen una obra de Chagall como ilustración, puede ser la fotocopia de un libro, y no mienten. 3 - La firma no lo es todo. Un grabado se puede firmar en la plancha o a mano. Cuando el artista incluye su firma en la matriz, se convierte en parte de la imagen. Si la pieza es numerada y firmada incrementa notablemente su precio. A menudo los grandes artistas realizan una pequeña edición, numerada y firmada, y luego otra ilimitada, no firmada, que se venden por menos de 30 euros, sin valor para los coleccionistas. 4 - En inglés, todo suena mejor. Un certificado con Complimentary hand signature, da el pego si se desconoce que complimentary significa gratuito. 5 - Lo Rimbombante, cuela. Después del inglés, también ayuda un nombre que figure como vendedor una entidad con nombre altisonante y reminiscencias académicas. 6 - Certificados para cualquier cosa. Legalmente, cualquier persona puede emitir un certificado de autenticidad, de modo que tienen valor sólo los firmados por expertos reconocidos. 7 - Consultar el catálogo razonado del artista. En caso de duda de marchantes, galerías y certificados, vayamos a la fuente. 8 - No participar nunca en las denominadas subastas privadas. Es el último, pero tan importante como el primer consejo.

Fuente