Rompió el Picasso y ahora pide indemnización

El multimillonario Steve Wynn ha presentado una demanda contra la aseguradora Lloyd's en la que reclama los 41,8 millones de euros que se ha depreciado uno de sus cuadros de Picasso al que hizo un agujero de un codazo. Al parecer, la falta de reflejos de Wynn se debió a que sufre retinitis pigmentaria, una enfermedad ocular que afecta a la visión periférica. El suceso ocurrió a finales del año pasado, justo cuando Wynn acababa de completar la venta de la pintura al coleccionista Steven Cohen por 139 millones de dólares (107,8 millones de euros), lo que supuso en su momento el precio más alto pagado nunca por una obra de arte. No obstante, tras el accidente, que ocurrió mientras mostraba la obra a unos amigos, el magnate decidió liberar al comprador del acuerdo suscrito y quedarse con la pintura, por la que había pagado 48,4 millones de dólares (37,5 millones de euros) ocho años antes. Dado que la obra estaba asegurada, Wynn pretende ahora que la firma Lloyd's le abone la diferencia entre lo que valía la obra antes y después del accidente, y que estima que son 54 millones de dólares.

Fuente