Abelló compra un Degas al fundador de Penthouse

Diez millones de euros es lo que están dispuestos a pagar aquellos que tienen la cartera para conseguir sus sueños. El empresario y coleccionista de arte Juan Abelló consiguió en la subasta de Sotheby’s en Londres del pasado 19 de junio La sortie du bain, de Edgar Degas, después de pagar 9,8 millones de euros. De esta manera, Abelló consiguió cumplir su sueño de colgar en su casa una pintura de los grandes maestros impresionistas.

Abelló puso el color español en una subasta que daba la puntilla a dos meses de actividad frenética en el mercado del arte. La subasta de la casa londinense, en la que 130 millones de euros en obras cambiaron de manos, seguía la senda de los últimos meses en los que se superó el precio de la pintura más cara de la historia, primero con el retrato de Doora Mar, de Picasso, y un mes más tarde con El retrato de Adele Bloch- Bauer, de Gustav Klimt. Hasta ahora sólo conocíamos quien era el vendedor. Bob Guccione, fundador de la revista estadounidense para adultos Penthouse, cambió la silueta de la mujer por una decena de millones de euros, y de esta manera aprovechaba la fortaleza de un mercado en el que, en opinión de los expertos, todas las señales empujan hacia la venta.

Además, la compra de la bañista del francés también cerró con grandes redobles el último año del directivo de Sacyr Vallehermoso en el terreno del arte, marcado por la compra de otras dos destacadas pinturas: El retrato de la infanta Ana de Austria, de Juan Pantoja de la Cruz, por la que pagó 400.000 euros, y Santa Ana y la Virgen de Francisco Herrera el Viejo. El retrato de la infanta fue encargado por la reina Margarita y colgó de las paredes del Palacio Real. Por su parte, la obra de Herrera el Viejo procede de la colección Contini-Bonacossi y se expone actualmente en préstamo en el museo de Sevilla.

Fuente