¿Quién se ha llevado mi queso?

A diferencia de esta famosa fábula de Spencer Jonson sobre el cambio empresarial, Soledad Perelló se debió preguntar: ¿quién se ha llevado mi Degás? cuando descubrió que alguien había permutado el original por una copia ante sus ojos, del cuadro "Femme couchée vue de profil" (Mujer tumbada, vista de perfil) El asunto arranca hace 23 años, en 1983, cuando el matrimonio Portabella-Perelló compró en las oficinas de Barcelona de la galería Theo un dibujo de Degas a carboncillo sobre papel de 49,5 por 65 centímetros. El cuadro había sido previamentea dquirido por Theo a la casa de subastas Christie´s de Londres y contaba con los sellos de autenticidad en la parte posterior.

Según la acusación, en 1999 el acusado, un marchante de arte, visitó la casa de Soledad Perelló para valorar su colección de obras de arte. Siempre según la denunciante, el marchante se mostró muy interesado por el Degas, del que hizo fotografías. Más tarde, en abril del 2000, el marchante pidió prestado el cuadro para exponerlo con motivo de una subasta en Madrid y Sevilla. El marchante argumentó que el cuadro realzaría la subasta, al tiempo que se abría la posibilidad de que alguien hiciera una suculenta oferta. La denunciante accedió a prestarlo, pero sin intención de venderlo, aunque se comprometió a reconsiderar la idea si había una oferta superior a los 300.000 euros. Mes y medio después de acabada la exposición, la obra fue devuelta y, según la viuda de Portabella, ya entonces notó que había algo distinto en el dibujo. el marchante justificó la apariencia más clara y la ausencia de unas manchas de óxido alegando que lo había mandado limpiar "por dentro". El cuadro, más limpio y claro, volvió a la pared de la que había salido. Y allí estuvo hasta que en el 2002 su propietaria decidió venderlo "muy a su pesar". Contactó con Christie´s en Londres, donde se mostraron complacidos de revender una obra que conocían bien y pensaban adjudicar por 100.000 euros. El dibujo viajó a la capital británica, donde descubrieron que era una falsificación: ni el papel era de la época en la que se dibujó, ni la firma era la buena, ni los sellos eran los auténticos... El 26 de julio un juzgado penal de Barcelona dirimirá el extraño caso del Degas falsificado.

Fuente