El mercado del arte vive una época dorada

Euforia en el panorama del arte contemporáneo El mercado del arte está atravesando en esta temporada el mejor momento de los últimos veinte años. Las cotizaciones y la demanda están muy por encima de las cotas máximas alcanzadas en 1990, cuando se produjo el último boom en el panorama artístico. En 2005, según datos de la prestigiosa empresa analista francesa Artprice, los beneficios totales obtenidos en la subasta de obras de arte superaron los 3.200 millones de euros mientras que el año anterior dicha cifra no llegó a alcanzar los 3.000 millones de euros. Sin embargo, el número total de lotes vendidos rondó tanto en un año como en otro los 320 mil, lo cual indica claramente un alza en las cotizaciones de las piezas subastadas. Numerosas obras de arte han alcanzado cifras de adjudicación por encima de las previsiones, como los 477 lotes que superaron, en el año 2005, la barrera psicológica del millón de dólares (814 mil euros), frente a los 393 que se vendieron por encima de esa cota en el año anterior. Todos los géneros, todas las épocas y todas las técnicas han vivido una fuerte alza en el último ejercicio económico.

Mercado español

La sensación de crecimiento a nivel mundial también se traslada al mercado local. Así, un informe publicado recientemente por el Banco de España afirma que el arte es ya el tercer objeto de inversión preferido por los españoles después de la construcción y los productos financieros. Según la encuesta en la que se basó dicho informe, el 18% de los hogares ha adquirido obras de arte o antigüedades en los últimos años. El informe correspondiente a la pasada temporada (2003-2004) de los analistas británicos Art Sales Index cifraba el aumento de los beneficios de las subastas de arte en España en un 32,8% con unas ganancias totales de más de 23 millones de euros.

Mercados emergentes

Por otro lado, el boom económico que se está constatando en China también ha tenido un fuerte impacto en el mercado del arte. Tanto las vanguardias chinas como los grandes maestros han experimentado una subida de casi el 80% en sus cotizaciones durante el año pasado. Al mismo tiempo las nuevas fortunas que se están acumulando en China, está haciendo aparecer en el mercado internacional una nueva generación de coleccionistas chinos que están interesados tanto en el arte local como en el extranjero. La creación plástica de América Latina también está teniendo un peso cada vez mayor en el mercado.

Un crecimiento duradero

Esta demanda, que según los analistas va a seguir en alza, permite predecir que la actual subida de las cotizaciones no va a ser una mera burbuja especulativa que estalle en los próximos meses, como sucedió a principios de los noventa. “El momento del mercado del arte hoy es muy distinto de lo que ha sido en otras épocas de la historia reciente, cuando la coyuntura económica parecían influir mucho en el mercado del arte”, opina Edmund Peel. Las circunstancias son distintas y la inversión en arte se valora como un valor estable con ventajas añadidas al interés puramente económico. La creación de patrimonio cultural sigue creciendo y, dentro de ella, el arte contemporáneo tiene cada vez mayor peso específico.

Fuente