La genética del arte

Aunque sin llegar a hacer la prueba del ADN, el arte también tiene sus CSI's. El análisis riguroso y detallado de muchas obras de arte está descubriendo que no son de quien durante décadas, o siglos, se pensó que eran. A veces hubo una intención clara de ocultar al verdadero creador. Pero otras fue un cúmulo de circunstancias incontrolables lo que llevó a atribuir la obra a quien no correspondía.

Os adjunto el link a la noticia completa donde se expone la historia de un puñado de cuadros y partituras que en los últimos tiempos han dejado de ser de quien siempre creímos que eran.

Fuente